El hijo de la llanura – Teo Galindez – “Letra y cancion”

100% Música Llanera

Soy nacido en la llanura
criado en sabanas inmensas
junto con la paja brava chaparrales y saetas
y los paisajes del llano
me adornan con su presencia
mi llanura es un libro con las paginas abiertas
donde se inspiran copleros, compositores poetas
Guárico, Apure, Barinas, Cojedes y Portuguesa
el Bicha del Casanare
el Arauca con el meta
el Orinoco bravío parque nacional de pesca
de Cabruta hasta palmana
se ven los indios con flecha
y ese es mi llano compadre grande por naturaleza
donde el llanero a caballo
a la sabana contempla
viendo pastos verdecitos
cuando los bajos se secan
de san Fernando a Yopal
el ganado es la riqueza
todavía se ven rodeos
y se come carne fresca.

Y se le escucha el cuerazo
de soga cuando revientan
y de trabajar el llano
me quedo buena experiencia
pa domar los animales
lo hago con inteligencia
a la mula pateadora
se le cruza el par de sueltas
a la vaca corredora
se le pone manigueta
al toro cuando se planta
se torea con la carpeta
al caballo recio e boca
le pongo freno y falseta
al burro pa que se amanse
se le mete una maceta
al becerro que se mama
se le acuña bien la puerta
para que no rompa el hambre
se le pone buena orqueta
y con creolina se cura
el gusano y la queresa
y la culebra venenosa
se mata por la cabeza.

como la llanura tiene
hijos que la representan
aquí me tienen cantando
con la cuerda y por la letra
con la misma tradición
de cuando voy a una fiesta
yo bailo con las parejas
y canto música recia
me echo palitos de ron
de aguardiente o de cerveza
y cumplo los mandamientos
católicos de la iglesia
yo no vendo mis recursos
contando con la cosecha
tampoco bailo merengue
habiendo música nuestra
paso la noche en parrandas
cantando hasta que amanezca
gracias a Dios que me dio en el cuerpo una paciencia
que no me apuro cantando
ni que tenga diligencia
porque en la cuerdas del Arpa
conozco bien mi derecha
y si alguno se ofendió
que perdone la molestia
mi deseo es el cantar
sin utilizar ofensas

Soy nacido en Tinaquillo
y que aunque no me arrepienta
en las tardes silenciosas
cuando tengo una tristeza
me concentro en la sabana
recordando sus calcetas
me alegro con el cabildo
del toro en la salineta
y escucho bramar las vacas
y relinchar a las bestias
cantar las aves nocturnas
para que yo me divierta
cante la guaita camino
la pavita y la pereza
cuando voy bajando al rio
y se le asoman polletas
donde se paran cotúas
garzón y garzas paletas
que adornan el arrebol
golondrina y tijereta
y el carrao de madrugada
con su canto me despierta.

AGREGAR UNA LETRA O NOTICIA

Síguenos en Facebook
También te puede interesar

Tu opinión es importante, déjanos tu comentario ↓ ↓