Fiesta gracitana – Omar Labrador – “letra”

100% Música Llanera

I
Con ganas de parrandear
por la mañana
se inspiro mi cancionero
para cantarle a mi llano
como siempre quise hacerlo
con el arpa bien bravía
y los versos muy certeros
inspirado en la alegría
linda y dichosa
de un ambiente parrandero
en una linda muchacha
que le robe a uno un te quiero
en una noche radiante
cobijadas con luceros

Se aproxima el día del Carmen
y año a año
lo celebran en mi pueblo
con arpa, cuatro y maracas
y los mejores copleros
donde canta con orgullo
el cardenal sabanero
también del estado Apure
del llano Elorza
se viene Jorge Guerrero
que con su canto criollito
y su grito lastimero
pone a zapatea a cualquiera
hasta en un mismo brasero

II
Recuerdo que Manuel Bandres
cerenateaba  las muchachas de mi pueblo
con un cuatrito sonoro
que le regalo su abuelo
inspirado en el amor
de un cariño traicionero
lastima que se marcho
se lo llevaron
los cantautores del cielo
se fue para no volver
dejando triste al riachuelo
pero dejo su agonía
para que lo recordemos

Compadrito Ángel Domingo
oiga poeta mi colega y compañero
no te olvides que conozco
tu fama de parrandero
y tampoco se me olvida
que naciste en mi pueblo
igual que Ramón Infante
que se nos fue
sin decir un hasta luego
en mi suelo gracitano
siempre lo recordaremos
en la penumbra del tiempo
su canto es perecedero

III
Maestro siga tocando
que suene el bajo
y el cuatrito bullanguero
que repiquen las maracas
por sabanas y esteros
dándoles satisfacción
a damas y a caballeros
para que sientan muy dentro
el canto recio de un autentico coplero
un corazón palpitante
y una garganta de acero
llevando un lindo mensaje
con sentimiento llanero

Sigo con mi carnaval
caminandito donde fue mis correderos
voy a nombrar un pueblito
muy bonito y no lo niego
San Rafael de Orituco
donde se estancia el viajero
aya se miran las vacas
todos lo días
comiendito en un potrero
se mira un caballo brioso
relinchando en el tranquero
y el viento trae desde lejos
el canto del becerrero

IV
Cada vez que llego al llano
en todas partes
me dan un trato sincero
aya no existe la envidia
nadie codicia lo ajeno
es por eso que a mi gente
aquí en mi pecho los llevo
aquello es un paraíso
con muchas flores
donde brillan los luceros
donde la mano de Dios
siempre bendice el sendero
junto a la virgen del Carmen
la patrona de mi pueblo

Ese día por la noche
aya en el campo
se pone el parrando bueno
con guitarra y tamboreras
y el chick chack del maraquero
visitan casa por casa
la parranda de los negros
ese otro día en la mañana
pa’ rematar  con broche de oro y fiestero
afinan un arpa vieja
que tiene cuerdas de acero
y le dan la bienvenida a
a un joropito tuyero

AGREGAR UNA LETRA O NOTICIA

Síguenos en Facebook
También te puede interesar

Tu opinión es importante, déjanos tu comentario ↓ ↓