Ultimo deseo del llano – Walter Silva “Letra y canción”

100% Música Llanera

Cuanto quisiera saber, señor creador del llano
Que día exactamente muero,
Para alcanzar a escribir,
Con mis últimos suspiros mi último verso llanero,
Para ajustar mi caballo,
Que alce la penca y abandone el paradero,
Y que un horcón del alambre,
Se adueñe de mi sombrero,
Avisarle al caserío,
Pa que paremos un parrando sabanero,
Pues sería triste,
Sin no mirar un coplero,
Recoger mis macundales,
Y zumbárselos a un caño, ojala en tiempo mayero,
Porque no quiero que alguno,
Saque pecho con mi soga, mi cuchillo y mis aperos,
Cerrar las puertas del fundo,
Tapar el roto donde antes hice el tranquero,
Dejar el monte encargado
Descuidar lo que más quiero,
De saber cuándo morir
Maniao me le zumbaría al cacho de un toro fiero,
Que me mate un animal
Y no por ahí un camorrero,
Ojala tuviera tiempo,
De despedirme del llano y en la pata de un uvero,
Hacer mi tumba y mi cruz,
Con la punta del cuchillo dejar escrito un letrero,
Que diga gracias Dios mío,
Por haberme permitido, nacer y morir llanero,
Y ensillar sin tapa ojos
Lanas y soles cerreros,
Vestirme de liquiliqui,
De liquiliqui blanco como los garceros,
Pa que el blanco de mi suerte
Sea mi último compañero.

De saber cuándo morir
Creador de la llanura te pido sea en tierra plana,
Una noche antes de muerto
Pa que me rece el sereno pasearme por la sabana,
Y como fui coleador,
Quiero brindarme mi última vuelta de campana,
Quien quita, deje sufriendo
El corazón de otra dama,
Que no queden mis linderos,
Potros cerreros, ni mautes sin darles ruana,
Y darle un espaldarazo
De adiós a mi campechana,
Avisarles a mis amigos,
Cantadores de joropo como El Cholo Valderrama,
Mi pana incondicional,
Se llama Jesús Centella en las tierras araucanas,
Yo no quisiera morirme
Sin tenerlos 3 días, al pie de un arpa montuana,
Verso de Lorgio Rodríguez callejoniando mañana,
Pa morir emparrandado,
Entre pasaje es viejitos pa morirme sobran ganas,
Pero siento entre pasajes
Que la llanura me llama,
Señor mi último favor
Antes que llegue mi hora, quiero ir hasta una ventana,
Donde unos ojos negritos
Una cabellera negra, ojala de campirana,
Después buscar mi retoño,
Abrazarlo pa sentir lo que de su pecho mana,
Darle de herencia mi cuatro,
Cariño y costumbres sanas,
Unas leguas de camino,
Pedazos de mi destino y una frazada de fama,
Y decirle que aunque noble
Otro hombre no lo encarama,
Entregarle mi apellido,
Que como silbido en la brisa, por el llano se esparrama,
Y ahí sí que tapen mi nombre
Con terrones de sabana.

AGREGAR UNA LETRA O NOTICIA

Síguenos en Facebook
También te puede interesar

Tu opinión es importante, déjanos tu comentario ↓ ↓