Un canto a la patria – Teo Galíndez, Marco Jiménez, Alberto Castillo, Carlos Gustavo Solórzano, Antonio Piñango, Miguelito Díaz “Letra”

100% Música Llanera

Un_Canto_por_la_PatriaEsta es una canción que invita a la unión y a la democracia de Venezuela, de la autoría de Orlando Hurtado (@Cunavichero), interpretado por 6 grandes representantes de la música llanera: Teo Galíndez, Marco Jiménez, Alberto Castillo, Carlos Gustavo Solórzano, Antonio Piñango  y Miguelito Díaz.

Los invitamos escuchar la canción que se encuentra después de la letra:

Letra de Un canto a la patria:

Teo Galíndez:
Los cuatro vientos del llano
Vienen tocando la diana,
Se ilumina la mañana
Para anunciar el llamado,
De estos humildes soldados
Que, con su alma provinciana,
Quieren sonar la campana,
Del folclor venezolano,
Palpitando entre las manos,
Llora cualquier corazón,
Que entienda la situación,
Por la que estamos pasando,
Por eso vamos cantando
Para elevar nuestra voz,
Teniendo en el pecho a Dios,
Como el único baquiano,
Nuestro llamado temprano
Es un símbolo de unión,
Por la tierra de simón,
Libertador soberano,
Pa´ que el futuro cercano
Nos dibuje dignidad,
Y exista felicidad
Por siempre en nuestros hermanos.

Marco Jiménez:
Es tiempo de dar un giro,
Y cambiar la realidad,
Un rio de humanidad,
Se desborda en los caminos,
Son elocuentes los trinos
Que se escuchan en el alma,
Y el pueblo perdió la calma
Para salvar su destino,
El justiciero divino
Que nos mira desde el cielo,
Entiende que nuestro anhelo
Es luchar por nuestros hijos,
Por eso nos da cobijo
Para la emancipación,
Y nos da la bendición,
Jesús en el crucifijo,
Se descubrió el acertijo
De los vagos y maleantes,
La justicia tambaleante,
Se fascina con el brillo,
Una camada de pillos
Tiene a Juan Bimba “azotao”
Y a un bolívar devaluao
Llenándole los bolsillos.

Alberto Castillo:
El pueblo no es un juguete,
Que se maneja al antojo,
No es amarillo ni rojo
Y a nadie le pertenece,
Nuestro pueblo se merece
Respeto y sinceridad,
Donde la prosperidad
Sea un jardín que reverdece,
Nuestro canto se estremece
Cuando vamos por la calle,
Y observamos con detalle
El sufrir de nuestra gente,
Los ojos del indigente
Dicen más que mil palabras,
Tras la neblina macabra
Que se asoma con la muerte,
La vida es cuestión de suerte
En las manos del bandido,
Y el rosario bendecido
En el pecho del valiente,
No es escudo suficiente
Ante la bala letal,
Que acaba siendo fatal
Matando a los inocentes.

Carlos Gustavo Solórzano:
Es estudiante, el adulto,
El médico, el profesor,
El policía protector,
El artista, el vagabundo,
Todos en cada segundo,
Soñamos que, en esta tierra,
No haya cabida a una guerra
Que nos distraiga del rumbo,
Cuando caminamos juntos,
Por una patria mejor,
Comprendemos que el rencor
Se tambalea moribundo,
No hay sentido iracundo
Que no ceda ante la llama,
De una patria que se ama
Con un cariño fecundo,
Nuestro canto es un rotundo
Llamado a la honestidad,
Al trabajo, a la amistad
Y al respeto más profundo,
Nuestro sueño furibundo
Esperanzado se crece,
Para que pronto regresen
Nuestros paisanos del mundo.

Antonio Piñango:
Nuestro llamado sincero
Es para olvidar divisiones,
Y que nuestros corazones
Palpiten juntos de nuevo,
No hay espacio para el miedo,
Si se trata del país,
Donde creció la raíz,
De Páez y Negro Primero,
Nuestra nación es un cielo
De petróleo y minerales,
De rio con grandes caudales
Agrícola y ganadero,
Nuestro país por entero,
Es un recinto de gloria,
Que ha demostrado en su historia,
Su corazón de guerrero,
Pero más que petrolero,
Agrícola y mineral,
Su tesoro de cristal,
Fantástico y verdadero,
Tiene alma y asidero
En la esencia extraordinaria,
De la raza libertaria
En la sangre de su pueblo.

Miguelito Díaz:
Patria hermosa y altanera
Inmensa y privilegiada,
Atendemos tu llamada
Con diligencia certera,
Porque el país se acelera
Vulnerable pero bravo,
Buscando sacarte el clavo
Que sin piedad lo lacera,
El pueblo se desespera
Ante tanta ineficiencia,
Y una nueva independencia
Exige nuestra bandera,
“Yo nací en esta ribera
Del Arauca vibrador”
Es un cantico de honor
Del que nace en esta tierra,
Yo tengo el “Alma llanera”
Y Yaruro el corazón,
Y me duele mi nación,
Porque me hierve en las venas,
Que revienten las cadenas,
Al grito de libertad,
Y que cese la maldad
Para siempre en Venezuela.

AGREGAR UNA LETRA O NOTICIA

Síguenos en Facebook
También te puede interesar

Tu opinión es importante, déjanos tu comentario ↓ ↓