La celopata – Francisco Fernandez

100% Música Llanera

Hay un tema en el tapete
Que de moda nunca pasa,
Y es como una enfermedad
Que en el hogar se desata
Le pega a hombres y mujeres
Sea vieja, viejo o muchacha
Y hasta se les mete el chuky
Viven en una desgracia,
La enfermedad son los celos
Los de que a poquito matan
La estabilidad, el amor,
El hogar y la confianza,
Cierto que yo también celo,
A según la circunstancia
Porque de tanto celar,
Cualquier persona se cansa.

Cualquier persona se cansa,
El primer amor que tuve,
Bien bonita la muchacha
Los primeros 5 meses,
Eran de dicha y de gracia,
Pero me salió celopata,
Vea que tremenda desgracia,
Cuando empezó con los celos
Me quería encerrar en la casa,
Me revisaba el teléfono,
Para ver quien me llamaba,
Cuando yo salía a cantar
Hay mismito se enfermaba,
Le bajaba la tensión
O si no se desmallaba,
Y me formaba aquel pleito
Si un poco tarde llegaba,
Allí le deje el pelero
Porque ya no la aguantaba,
La segunda fue peor,
Alzada la condenada,
Si salía a cualquier lugar,
Allí mismo me llegaba,
Y delante de la gente
La muergana me insultaba,
Y sin vergüenza ni pena
A todos les gritaba:
“A dónde es que esta esa vicha
Con la que revolcabas,
Que si la encuentro la esmoño
Pa que no sea descarada,
Si usted no aprende a las buenas
Pues va a aprender por las malas,
Al igual que l negro Vásquez,
Que lo aquieto la lambada”
Y lo puso más chiquito
A fuerza de cachetada,
Y si llego a comprobar
Que realmente me engañaba,
Me juro por San Onofrio
Que me llamaran el mocho
Porque el guamo me cortaba.

De tantos celos y celos
Y tantos problemas a rastras
Decidí abandonar el rancho
Un día de semana santa,
Le deje todas mis cosas
Solo eche en una busaca
Una muda, mi sombrero
Las botas y las alpargatas,
Esa vez llegue y me fui
Hasta el pueblito de Upata,
Donde había un parrando criollo
Con arpa, cuatro y maracas,
Y por cosas de la vida
Me cautivo una mulata
De cuarenta más o menos
Con las transmisión bien ancha.

Con las transmisión bien ancha,
Tenía curvas de sirena,
Una maseta de galapaga
Que se parecía un tepulle
Por el volumen de masa,
Con unos palos enzima,
Me decidí abrirle cancha
Allí la fui a conocer
De la forma más sensata,
Señora disculpe usted,
Yo soy llanero de casta,
Como el llanero es sincero,
Oiga mis palabras francas,
Me haría el hombre más feliz
Si me lleva pa su casa,
Yo la haría feliz a usted,
De la cabeza a las patas,
Se sonrió picarona,
Y me dijo, muchas gracias,
Le cumplo con lo que quiera,
Si a mí solita me canta,
Lo acordado se cumplió,
Y palo pa la piñata,
Yo pensé, que había hallado,
La dicha que me hacía falta,
Sin saber que conseguí
Cuchillo pa mi garganta,
Veinte días, fueron de fiesta,
Los celos fueron la causa,
Me clonaba el celular,
Y la ropa me olfateaba,
Cuando yo me iba en mi carro
Igual que una garrapata,
Se montaba en el capo
Y de allí no se bajaba,
Una noche descubrí,
Que hasta brujería me echaba,
Pa que fuera solo de ella
Y que a nadie me acercara,
Después me dijo una tarde,
Un vecino de su casa,
Que ella no tenía marido
Porque todos los mataba,
Ha enviudado cinco veces
Por celosa y desconfiada,
Hay me vine pa mi pueblo,
Con una enseñanza clara,
Que los celos es una droga,
Que cualquier hogar acaba
Y que una mujer celopata,
Por Dios que es más peligrosa
Que una escopeta cargada.

AGREGAR UNA LETRA O NOTICIA

También te puede interesar