Romance diamantino – Augusto Cesar

100% Música Llanera

I
Una noche diamantina, prenda querida fue que obtuve tu cariño
Desde ese instante enseguida, le he dado gracias a mi Gran Divino Niño
Por permitirme contigo, mujer bonita
Soñar lo que hemos soñado, Vivir lo que hemos vivido
Llorar lo que hemos llorado y reír lo que hemos reído
Al unir nuestros destinos.
Desde ese instante también mi corazón se comporta como un niño
Que juega con la inocencia que le brinda la dulzura de tu amor tan cristalino
Cuando estás junto conmigo.
Nuestro amor es Luna Llena, óyeme niña que alumbra nuestro camino
Es como el agua de invierno que en la mañana cae con gotas de rocío
Como el agua del riachuelo, ay del riachuelo que desemboca en el río
Como el Sol que en la mañana con su ardiente resplandor ilumina caseríos
Como calidez de estío
Tan duro como El Diamante, ¡linda mujer!, profundo como un abismo
Trae la fuerza del Apure, la de un caballo salvaje y la de un toro bravío
¡Así es nuestro amorío!.

II
Cuando a mi lado no estás, muchacha linda, siento en mi pecho un vacío
Pero al sentir que te acercas, linda mujer, desde ese instante sonrío
Se agranda mi corazón y su tamaño alcanza el de un sembradío
Se acaban mis amarguras, terminan mis noches tristes y mis momentos de hastío
Cuando de cerca te miro
Siento en mi cuerpo energía, ¡Sí ¡ la energía de una ráfaga de frío
Que termina poco a poco con el intenso calor que tu cuerpo la da al mío
Cuando en mis brazos te abrigo.
Es tan bello este romance, logré atraparte tirando mi red al río
Voy a gritar que te quiero, ¡Sí, que te quiero ¡ con un potente tañío
Que se entere todo el mundo, tus amistades, también los amigos míos
Del Arauca hasta el Oriente, de Guayana hasta Occidente y de tu pueblo hasta el mío
Que eres lo que más ansío
Y le doy gracias a Dios por ayudarnos a cruzar nuestros destinos
Que nos dé la bendición, que perdure nuestra unión por los siglos de los siglos
Un Romance Diamantino.

AGREGAR UNA LETRA O NOTICIA

También te puede interesar